Archivo de la etiqueta: día internacional de la mujer

Un reconocimiento a las mujeres que fueron, son y luchan por ser agentes de cambio social

Por Etnlga. Laura Ivonne Quiroz Castillo

Colaboradora del Correo de las Culturas del Mundo

 

El Día Internacional de la Mujer, celebrado por primera vez por la Organización de las Naciones Unidas el 8 de marzo de 1975, es referido por este organismo como un reconocimiento a las mujeres corrientes como artífices de la historia; es decir, como activas participantes en la sociedad en su lucha en pro de la igualdad, la justicia y el desarrollo.
image

Sufragistas

El origen de esta conmemoración, puede trazarse desde finales del siglo XIX cuando la industrialización trajo consigo diversos cambios sociales y políticos, sobre todo en el ámbito laboral; desde el cual, influenciadas por el movimiento obrero, mujeres trabajadoras de la industria textil salieron a las calles de Nueva York para protestar contra las míseras condiciones de trabajo a las que estaban sometidas y demandar igualdad de derechos laborales que los hombres. Movilizaciones similares que incluían marchas, huelgas y mítines, se hicieron oír desde grupos y partidos socialistas en distintos países a lo largo de las primeras décadas del siglo XX, a las cuales se sumaron otras demandas como el derecho a la participación política, la no discriminación laboral y el derecho a la formación profesional.

1962 estudiantes afganas de medicina

1962. Estudiantes de medicina en Afganistán

Dentro de las manifestaciones que destacan se encuentran el establecimiento de días dedicados a las mujeres trabajadoras, en cuyos marcos se incluyeron movimientos en pro de la paz surgidos en vísperas de la Primera Guerra Mundial, en las que, según la cronología presentada por la Organización de las Naciones Unidas:
“…las mujeres rusas celebraron su primer Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero de 1913. En el resto de Europa, las mujeres celebraron mítines en torno al 8 de marzo del año siguiente para protestar por la guerra o para solidarizarse con las demás mujeres cuyos maridos, padres, hijos y hermanos eran llamados a los frentes de batalla, de los cuales muchos de ellos ya no regresaron.”1
Se calcula que Europa perdió dos tercios de su población masculina a causa de la Gran Guerra, lo que llevó a las mujeres a cumplir nuevas funciones. Si bien muchas de ellas, participaron como enfermeras profesionales o voluntarias, o bien, su trabajo en la industria textil era significativo, muchas otras fueron contratadas por otras industrias para hacer frente a la escasez de la mano de obra en fábricas.
Esta serie de hechos ampliaron la visión del papel de la mujer en la sociedad, cambiando la perspectiva de lo que las mujeres podían hacer y su lugar en la fuerza de trabajo; alentando así al movimiento feminista, cuya principal demanda fue el sufragio universal, el cual “apareció como una forma de encuadramiento de mujeres de todas las clases sociales, a pesar de sus distintas ideologías y objetivos, pero coincidentes en reclamar el derecho a la participación política, uno de cuyos requisitos es el voto, para reformar la legislación y la costumbre y, en consecuencia, la sociedad”2.

OBTENCIÓN DEL SUFRAGIO FEMENINO EN ALGUNOS PAÍSES

Nueva Zelanda      1893                     Italia                   1945
Australia                 1901                     Argentina          1947
Finlandia                1906                     India                   1947
Reino Unido           1918                    China                   1947
Alemania                1918                     Japón                  1947
Rusia                        1918                    Siria                     1949
Bélgica                    1919                     Brasil                   1952
Estados Unidos    1920                    México                 1955
Suecia                     1921                     Egipto                  1956
Uruguay                 1927                    Argelia                 1962
España                    1931                    Afganistán         1963
Turquía                   1930                    Irán                      1963
Cuba                        1934                    Angola                 1975
Bolivia                    1938                    Sudáfrica             1994
Francia                   1945                    Arabia Saudita   2015 (Sólo elecciones locales)
Si bien el derecho de las mujeres al voto fue incluido en la Declaración Internacional de Derechos Humanos en 1948, la lucha por los derechos de la mujer, incluyendo su participación política y social, así como por el total reconocimiento legal y social del ejercicio de sus facultades y derechos en su desarrollo íntegro como persona ha sido largo; tanto que podemos encontrar, a lo largo de la historia, testimonios que anteceden y suceden los hechos descritos en esta breve nota.
En este marco, El Correo de las Culturas del Mundo ha hecho una selección de artículos en los que se reivindica el destacado papel de mujeres como generadoras, guardianas y transmisoras de cultura, hecho que revela una complementariedad irónica al nombrar como “patrimonio” -es decir, lo que se recibe por línea paterna- a este conjunto de expresiones y conocimientos que son sustrato de una identidad.
Referencias:
  1. http://www.un.org/es/events/womensday/
  2. FRANCO RUBIO, Gloria Ángeles, “Siglo XX” Historia Universal. Madrid, 1983

Contenido

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Historia

Mujeres a las que querían borrar de la historia

Por Jorge Morla

 

Clara Janés

Hace años, Clara Janés acudió a un encuentro con poetas árabes. Al encuentro acudió, también, una poeta musulmana, que no pudo participar más que como oyente. Del encuentro entre ambas surgió una fugaz amistad y un detalle luminoso: un libro que la poetisa prestó a Janés, en el que se hablaba de la sacerdotisa acadia Enheduanna. Enheduanna, que vivió hacia el año 2.500 antes de Cristo, encarna la primera voz poética con nombre propio de la humanidad. Esa mujer desconocida era, ni más ni menos, que el primer escritor de quien se tiene constancia. “Resulta que el primer escritor del que hay noticias es una mujer, pero eso es algo que nadie sabe” reflexiona ahora Janés. “Cuando lo descubrí me llevé una sorpresa tremenda. ¿A qué ese afán por borrar a las mujeres de la historia?”, lamenta.

Destellos de este tipo, impactos sobre mujeres cruciales cuya importancia ha sido tapada por la hegemonía masculina, la escritora los recopila ahora en Guardar la casa y cerrar la boca (Siruela), sentido homenaje a quienes le han obsesionado a lo largo de su vida “desde el primer trabajo que realicé en mi primer año en la universidad”, recuerda. “Sobre otra mujer a reivindicar, la provenzal Condesa de Día. Sacar a la luz a estas mujeres olvidadas ha sido un trabajo que he ido realizando durante muchos años”.

Desde las poetisas arábigo-andaluzas, trovadoras, escritoras del Punyab (el actual Pakistán), o místicas, hasta el propio género de la novela, donde también la mujer se anticipó al hombre cuando, sobre el año 1.000 la japonesa Murasaki Shikibu escribió ‘La historia de Genji’. Desde la española Oliva Sabuco, quien descubrió el líquido cefalorraquídeo, un hallazgo que su propio padre pretendió usurpar, hasta las numerosas órdenes de caballería exclusivas para las mujeres. “Todo han sido nombres que necesitaba sacar del olvido. Mujeres que deberían, y merecen, estar presentes en la historia”, explica la escritora.

También recorren el libro de Janés prisiones íntimas, como las de las reinas prisionera de sus damas. “A lo largo de las épocas las mujeres se han encontrado con condiciones muy hostiles. Por ejemplo, había reinas que no podían estar nunca solas salvo cuando estaban con el rey, e incluso tenían que bailar enmascaradas”, relata. Y ‘prisiones’ físicas que en realidad liberaban. “En la clausura del convento muchas mujeres hallaron la libertad. Tras los muros, muchas religiosas pudieron cultivarse, como santa Teresa de Jesús o sor Juana Inés de la Cruz”.

Guerreras, científicas, literatas. Mujeres, todas ellas, válidas pero silenciadas, que ahora Janés reivindica con un único fin: llevarle la contraria a esos versos de Fray Luis de León que bautizan al libro: “Porque así como la naturaleza hizo a las mujeres para que, encerradas, guardasen la casa, así las obligó a que cerrasen la boca”; y cambiarlos por la dedicatoria que la escritora firma a sus lectoras más jóvenes: “Para ti, estos ejemplos”.

clara_janes_elmundo.jpg_1306973099

Fuente:Blogs El País: “Mujeres”

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Libros