La pesca de altura (en altamar) nació hace 42,000 años

Dos vistas de uno de los anzuelos de concha. © S. O‘CONNOR

Hace unos 50,000 años, los humanos habían aprendido a manejar la navegación, las corrientes y los vientos como para embarcarse en travesías marítimas de larga distancia. Así, la joven y prometedora especie llegó a colonizar un continente insular al otro lado del océano, Australia. Parece lógico pensar que aquellas expediciones debían de abastecerse de lo que daba la mar, ya que difícilmente podrían haber transportado víveres para que aquellos prehistóricos cruceristas pudieran disfrutar de bufé libre diario con todo incluido, sobre todo teniendo en cuenta que la agricultura aún no era ni un sueño loco. Y parece obvio, entonces, que debían de dominar también las artes de pesca como para que la cena no dependiese de si una dorada decidía saltarsobre la cubierta de la nave.

Sin embargo, hasta ahora, los primeros restos arqueológicos de pesca en alta mar no alcanzaban más allá de los 12.000 años atrás, aunque muchos expertos estaban convencidos de que era sólo cuestión de tiempo que esta marca quedase pulverizada.

El récord se rompe hoy en la revista Science con el hallazgo de pruebas de pesca en altamar de hace 42,000 años y de los anzuelos más antiguos conocidos. Todo ello ha aparecido en la gruta costera de Jerimalai, en Timor Oriental, el país que ocupa el este de la isla de Timor. Bajo el suelo de la caverna y en un cuadrado de sólo un metro de lado, el equipo dirigido por Sue O‘Connor, de la Universidad Nacional Australiana en Canberra, ha encontrado más de 38,000 fragmentos de raspas de hasta 22 familias distintas de peces y de varias épocas desde hace 42.000 años. Según los investigadores, alrededor de la mitad de los restos proviene de peces pelágicos, los que viven cerca de la superficie o en la masa de agua. Algunos de los vestigios pertenecen a atunes, lo que implica que los habitantes de aquel lugar pescaban desde embarcaciones en alta mar.

Además, los arqueólogos han encontrado anzuelos de hueso y concha, siendo los más antiguos de entre 16,000 y 23,000 años. “Es la prueba definitiva más temprana de fabricación de anzuelos en el mundo”, escriben los científicos. Pero aunque la datación de estas artes de pesca sea posterior a la de los primeros restos de peces del yacimiento, los investigadores no dudan de sus conclusiones. “En la cueva de Blombos [Suráfrica], se ha hallado pesca marina temprana de entre 140,000 y 50,000 años atrás, pero eran especies de aguas someras que no requerían barcos o tecnología compleja”. Por el contrario, razonan, “capturar peces pelágicos como el atún requiere un alto nivel de planificación y tecnología marítima compleja”. Aún no pueden confirmar si la pesca en alta mar se efectuaba con anzuelos o redes.

Fuente: http://www.publico.es/ciencias/

Deja un comentario

Archivado bajo Antropología, Prehistoria, Tecnología y cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s