Miguel Ángel Granados Chapa

por Elvira García*

 

Decía Guillermo Prieto que el periodismo mexicano no puede juzgarse por dos o tres bribones, sino por dos o tres que han sabido cumplir su compromiso por escrito.
Miguel Ángel Granados Chapa formó parte de ese puñado de periodistas que ha sabido cumplir con la responsabilidad social de nuestro oficio. Con Manuel Buendía, Julio Scherer y unos cuantos más, Granados Chapa nos ayudó a entender los momentos dolorosos, siniestros y bellos de México. Provisto de  fechas y datos, supo ir al fondo de los porqués de los problemas del país, y desmenuzárnoslos con  pulcra y elegante prosa.
Durante cuarenta y siete años de quehacer periodístico, dio muestras de fraternidad y honestidad sin titubeos. Es por eso que Vicente Leñero afirma que Miguel Ángel es amigo, maestro, guía y un auténtico vigilante de la verdad.
Granados Chapa sostenía que el respeto a sí mismo debe ser la primera cualidad de un periodista. Así vivió él: respetándose a sí mismo. Fue por ese rasgo que muchos mexicanos confiaban en lo que decía y escribía a diario.
Su trabajo era una ínsula en medio de un mar revuelto. Porque en México hay muchos periodistas, pero escaso buen periodismo; decenas de columnistas, pero contados los que desnudan las conductas corruptas de los poderosos. Despertarnos a esta realidad fue la tarea de Granados Chapa.
Por su integridad, este columnista recibió en tres ocasiones el Premio Nacional de Periodismo, así como la Medalla Belisario Domínguez, el Galardón Nuevo Periodismo por Trayectoria (de manos de Gabriel García Márquez) y el Doctorado Honoris Causa, por la Universidad Autónoma Metropolitana, entre muchos otros reconocimientos.  En 2009, ingresó como miembro de la Academia Mexicana de la Lengua.
La pluma de Miguel Ángel marcó con su impronta los más importantes diarios y revistas del México contemporáneo. Los medios públicos fueron no sólo su casa de trabajo, también una preocupación. Atento a sus avatares en un México neoliberal que pretende marginarlos, Granados Chapa los defendió con firmeza.
Miguel Ángel venía de una cuna humilde y, lejos de negarla o maquillarla, se enorgulleció de ella. Desde los doce años que comenzó a trabajar, nunca más se detuvo sino hasta el 14 de octubre del 2011, dos días antes de su muerte, cuando escribió su última columna.
Como todos los seres inteligentes y sabios, Miguel Ángel era sencillo y amable con el que se le acercaba a conversar con él. Concedió muchas entrevistas, una de ellas a mí, en 2009, para el Canal 22. Con ella y otros testimonios,  construí –después de ocho meses de trabajo– un producto que homenajeaba, en vida, su trayectoria. En esa charla, Granados Chapa me habló de sus orígenes, de su llegada al periodismo y, por primera vez, de sus avatares, rompimientos y acercamientos con el gremio y el poder político; asimismo, permitió que me asomara a su lado íntimo, el del individuo que acepta que se equivoca, que llora y se quiebra, sin demérito de su congruencia ética y su hombría.
Sin duda, estas cualidades le venían de lejos; empezaron a labrarse el 10 de marzo de 1941, en Mineral Real del Monte, Hidalgo, donde nació. Fue en su casa de la Avenida del Trabajo, en la colonia Morelos, donde Miguel Ángel –el tercer hijo de Florinda Chapa y Dionisio Granados– aprendió a leer y a escribir antes de los cuatro años de edad.
Tempranamente conoció el valor de la letra escrita. Lejos estaba de vislumbrar que, a la vuelta del tiempo, su futuro se vería ligado, indisolublemente, a la letra y la palabra. Fueron las palabras su herramienta de trabajo hasta el final de sus días. Con ellas se despidió de la vida y de sus lectores, así: “Esta es la última vez en que nos encontramos, con esa convicción digo adiós”.
Gracias por lo que nos diste, querido Miguel Ángel.

*La periodista Elvira García diseñó y dirigió el programa especial: “Miguel Ángel Granados Chapa: Palabra en Libertad”, que produjo el Canal 22, en 2009.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s