Archivos coloniales secretos de Gran Bretaña en Kenia

Tras 48 años de secreto, los archivos coloniales escondidos que guardan relatos espantosos sobre la brutalidad en manos de autoridades británicas durante la rebelión Mau Mau finalmente fueron revelados este mes [el pasado abril]. Según una nota escrita por un funcionario británico del Ministerio de Relaciones Exteriores, 1,500 archivos del gobierno clasificados como ‘sensibles’ fueron cargados en un avión apenas nueve días antes de que Kenia lograra su independencia, divulgó el periódico The Times. Los archivos “podrían abochornar al gobierno de Su Majestad, podrían avergonzar a los miembros de la policía, a las fuerzas militares, funcionarios y otros,” dice la nota.

Y ahora el Ministerio de Relaciones Exteriores y del Commonwealth, con obstruccionismo tenaz, proclama que no puede considerarse responsable de los acontecimientos ocurridos durante una “edad diferente” [different age] de la era colonial. Pero adrede Gran Bretaña mantuvo secretos los archivos en el pasado porque el gobierno británico estaba avergonzado de las atrocidades perpetradas entonces bajo la administración colonial, al igual que lo está hoy en día. Dados los espantosos relatos históricos, no es ninguna sorpresa que, para encubrir los expedientes, el elegido fuera el Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido. “Fue una guerra repugnante, brutal, en la que la arrogancia, el racismo y el puro y demencial derramamiento de sangre llevaron a los británicos a comportarse de forma malvada. Muy malvada”, dijo David Anderson, profesor de Historia en la universidad de Oxford, quien originalmente se percató de que los archivos no aparecían en ninguna parte y buscó entonces su recuperación.

Aunque los británicos llevaron a cabo actos de contrainsurgencia en otros lugares, el caso de Kenia destaca por su intensidad, con alrededor 100,000 personas detenidas sin juicio legal y 1,090 colgados por supuestos ‘delitos terroristas’, dijo Anderson.

La recuperación de los documentos también fue impulsada después de que cuatro keniatas supervivientes de los campos de concentración británicos demandaran al Ministerio de Relaciones Exteriores y del Commonwealth el año pasado por la tortura recibida, incluso castración, durante las tentativas del gobierno colonial de suprimir la rebelión Mau Mau en los años 50. [Nota del editor-traductor: Entre los torturados se cuenta el abuelo paterno de Barak Obama].

Ésta puede ser la razón principal por la que Gran Bretaña mantuvo ocultos los archivos.

El caso presentado por los cuatro sobrevivientes de Kenia no es una demanda colectiva y no han presentado una demanda por daños y perjuicios.

No obstante, el Ministerio de Asuntos Exteriores británico puede temer que una compensación simbólica para estas cuatro personas podría desatar una avalancha de reclamaciones por parte de cientos de ex veteranos de guerra de Mau Mau en Kenia que aún siguen vivos. Lord Howell de Guildford, ministro de Estado en el Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo a la prensa británica que ese Ministerio a su cargo tiene 8,000 archivos de 37 administraciones británica anteriores.

Fuente: http://www.africareview.com/Analysis/-/979190/1146582/-/k5cqikz/-/index.html

Traducción: Mariano Flores Castro

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Diversidad cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s