Congo

El escritor belga David van Reybrouck ha ganado el premio holandés de literatura AKO, con su libro Congo, que el mes pasado obtuvo el Libris, otro importante galardón literario.

SvL: ¿Qué lo motivó a escribir un libro sobre la historia del Congo?

DvR: Porque yo mismo quería leerlo. En el 2003, viajé al Congo por primera vez. Quería leer una historia accesible, integral y completa del país, pero no pude encontrar nada por el estilo. Así que me dije: si no existe un libro de ese tipo, lo escribiré. Entonces, escribí la historia del Congo de entre 1850 y el 2010. Entrevisté a mucha gente del Congo y consulté documentos e historias de los archivos. Se trata de la historia del Congo contada por los propios congoleños.

SvL: ¿Cómo recuerda los belgas la a veces sangrienta y racista época colonial del Congo Belga?

DvR: Depende de la edad. Las personas mayores parecen tener un cierto orgullo colonial, pero la generación más joven se siente culpable y avergonzada, y necesita la autorreflexión. Creo que es muy importante que Bélgica atraviese por un periodo de meditación. Pero, al mismo tiempo, uno no debe quedarse atorado en la reflexión. También se puede sentir demasiada culpa, un sentimiento muy egocéntrico. El vínculo entre Bélgica y el Congo es demasiado importante para tener sentimientos como ése.

Niños congoleños

SvL: A su juicio, ¿qué importancia tiene actualmente la relación entre Bélgica y la República Democrática del Congo?
DvR: Económicamente el Congo es menos importante para Bélgica, que antes. En la época colonial, la economía belga dependía en gran medida del Congo, mas en la actualidad, los intereses económicos belgas son mínimos. Existe un vínculo simbólico, histórico y emocional, y hay manifestaciones de nostalgia que son bastante dolorosas. Pero la generación joven muestra un nuevo interés por el Congo, quiere visitarlo y encontrarse con la gente del Congo.

SvL: Pero, ¿es bienvenida? Usted se reunió con cientos de congoleños, ¿qué le dijeron?

DvR: Cuando llegué al Congo por primera vez, me sentí avergonzado y me costaba decirle a la gente que yo era belga. Temía que los congoleños me hicieran sentirme responsable por lo ocurrido durante la época colonial, incluso a pesar de haber nacido después de la independencia. Pero ese no fue el caso en absoluto. Por extraño que parezca, los congoleños estaban bastante contentos, y me decían, ‘tus antepasados fueron nuestros colonizadores, luego somos familia.’ Esto demuestra la gran generosidad del pueblo congoleño.

SvL: Usted escribió una historia del Congo, ¿qué piensa sobre su futuro?

DvR: El país fue devastado por la guerra en el 2000, y es aún un Estado muy frágil. Aunque hoy día la República Democrática del Congo vive una mínima recuperación económica, también hay una gran cantidad de acontecimientos adversos. Los logros democráticos de las elecciones del 2006 han disminuido, y los espacios públicos y democráticos están menos abiertos que antes. En el 2011 se celebrarán nuevas elecciones. Espero que eso reavive la gran aventura democrática que se está viviendo en Congo.

Fuente: Radio Nederland Internacional

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antropología, Cultura, Diversidad cultural, Letras del mundo, Libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s