Sacrificios humanos en Oceanía

Muy extendido en toda Oceanía, el sacrificio va de la simple ofrenda individual a la inmolación de seres humanos. La forma de sacrificio más simple consiste en ofrecer, por ejemplo, hojas de dragonnier (dracena) o crotón o también una nuez de coco, que se deposita sobre una piedra como si estuviese dotada con maná o sobre la tumba de un antepasado venerado. Se pueden quemar estas ofrendas en hoguera o dejarlos simplemente in situ. Tienen por objeto obtener una ventaja personal. Un rezo acompaña habitualmente la ofrenda:

“X, ahí tienes una nuez de areca, devuélveme a mi cerdo, que no loencuentro ya en el arbusto”;

“X, Y y Z, hagan fructificar mi jardín. Les ofrezco las hojas que les gustan. Acuérdense de nosotros, quienes siempre hemos podido contar con ustedes.”
Se hacen también este tipo de ofrendas para los primeros frutos y, a la ocasión, para dar gracias por acontecimientos felices como la vuelta de un viaje exitoso, una cosecha abundante, el nacimiento de un niño con buena salud, etc.
El sacrificio propiciatorio más elaborado implica un sacrificio donde se substituye al animal inmolado por la persona que irritó a un espíritu. El sacerdote hace entonces quemar un pescado, un perro o un lechoncito y se le remunera para su servicio. Así pues, en el caso de una enfermedad o de una mala cosecha (desdichas habitualmente imputadas a la ira de un espíritu), el sacerdote sacrificará al animal sobre un altar, lo quemará en totalidad in situ e invocará al espíritu ofendido, así como todos los los que figuran en el repertorio del clan. Nombrará a la persona (mí) que hace la donación del animal inmolado y declarará el objetivo del sacrificio.
Se puede elegir a un sacerdote para ofrecer sacrificios con el fin de obtener gratificaciones personales o colectivas: riqueza, numerosa progenitura, vida conyugal armoniosa, condiciones meteorológicas favorables, cosechas abundantes, etc los sacrificios pueden también tener por objeto descartar la cólera de un pueblo enemigo, reconciliarse con sus habitantes o efectuar incursiones victoriosas contra ellos.
En ceremonias importantes, por ejemplo a Malaita, los sacerdotes sacrificaban decenas, o incluso centenares, de cerdos destinados a los espíritus del clan. Se hacía cocinar a los animales en hornos en la tierra y los numerosos participantes consumían en el lugar una parte de la carne antes de informar en sus pueblos respectivos de los restos del banquete. La naturaleza de los pedazos y el tamaño de las partes recibidas por cada uno dependían de su rango y su contribución a la organización de la ceremonia.
Por fin, se practicaban sacrificios humanos. Se tratabacasi siempre de presos de guerra y criminales, y también, a veces, de miembros del clan (incluidos niños). El oficiante asestaba varios golpes en el pecho de la víctima o le cortaba la garganta. Podía también machacarle la cabeza con un marro o con piedras. Se podía a continuación compartir la carne del sacrificado, en particular cuando se inmolaba un guerrero célebre que se había capturado vivo. Los jóvenes guierreros comían pequeños pedazos con el fin de adquirir el mana combativo de su “alma”. De no ser así, se disponía del cadáver incinerándolo o enterrándolo sin concederle otros funerales.
Los sacrificios humanos tenían varios objetivos, entre los cuales estaban colocar los cimientos de un nuevo templo (se enterraba el cuerpo al pie del pilar principal), erigir una nueva estatua, botar al mar una nueva piragua de ceremonia o de guerra, restablecer la salud de un jefe o garantizar la victoria en la guerra.

Fuente: http://www.oceanie.org//Pedro Maranda, 2000/ Traducción de MFC

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antropología, Cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s