Poetas de Nueva Zelanda

Rogelio Guedea

La poesía escrita desde Nueva Zelanda es, en gran medida, un capítulo de la lírica en lengua inglesa, sobre todo la que viene por la vía de Inglaterra o Estados Unidos. Como ese capítulo forma parte de un todo (o de una “autonomía expresiva”), la poesía neocelandesa ha sido una confluencia de los diferentes momentos (y movimientos) poéticos generados principalmente en Norteamérica a principios del siglo pasado, con poetas como Ezra Pound, T.S. Eliot, William Carlos William, Wallace Stevens y, sobre todo, un poeta que, por sus características estéticas, ha tendido puentes entre ambas latitudes: Robert Frost. Al igual que en estas geografías, la poesía que empezó a publicarse en la primera mitad del siglo xx formó también parte consustancial de los, hasta cierto punto, antagonismos estéticos que dividían a los artistas de la época: país-ciudad, vida activa o vida contemplativa, lo nacional o lo cosmopolita, dispersión o concentración, etcétera. Para muchos de los poetas neocelandeses el ritmo de la poesía estaba en la propia pulsación de la naturaleza. Pero esta percepción, este punto de mira, abrió dos vertientes de escritura: por un lado, una naturaleza de corte meditativo y metafísico y, por otro, una naturaleza que se muestra en todo su vitalismo y mitología. El clásico debate aristotélico entre forma y materia, imagen o significado, que en la actualidad se ha resuelto con el axioma “imagen concreta, significado abstracto”, ha estado presente en la conciencia de los poetas neocelandeses, desde Curnow y James Kaxter hasta Fleur Adcock y Murray Edmond, aunque —no sobra decirlo— cada poeta posea una voz propia y claramente distinguible. Entre las constancias poéticas más visibles se puede encontrar una poesía de marcada influencia oriental (Witheford, Dallas y cierto Ireland), una escritura que se solaza en la recreación del mito (Wedde, Baxter), una corriente de cifrado intimista, coloquial y urbano (Johnson, Tuwhare), una poesía híbrida que oscila entre el decir y el cómo decir (Adcock, Frame) y una lírica de torcido y concentrado humor (Bland). Los poetas seleccionados para esta sucintísima muestra, pertenecientes a distintas generaciones, pueden inscribirse en algunas de estas categorías, aunque muchos de ellos (impulsados por el propio desafío) fundieron en sus coordenadas líricas más de una tentativa estilística. Sin embargo, pese a que las diferencias y las búsquedas de cada poeta son infranqueables, los críticos coinciden en que la nueva poesía que se escribe en Nueva Zelanda está centrándose en las formas y procedimientos poéticos, pero sin soslayar la intensidad verbal provocada por eso que, en términos coloquiales, se conoce como “mensaje”.

UN DON NATURAL
por C.K. Stead, poeta de Nueva Zelanda

Bajo el alero de mi tejado, incansablemente,
todo el día primaveral, dos gorriones han recolectado
los tallos de las hojas caídas,
mientras yo he estado sentado lamentando tu ausencia.
Todo el día, los gorriones han urdido con trocitos
de paja y palitos finos un nido para protegerse
de las inclemencias del viento,
y tal vez han introducido en su diseño
un hilito de la ropa que usaste, y una hebra de tu pelo,
ya que en todo lo que hacen se muestran apasionados
por la línea, la medida, la resistencia, y toman
lo que está cerca, y les es útil.
Todo el día he estado sentado recordando tu rostro,
y mirando cómo los pálidos tallos, entrelazados
por un misterioso proceso, han adquirido
de pronto un don natural.

C.K. Stead (1932). Nació en Auckland. Estudió en la Universidad de Bristol y en la Auckland University, donde actualmente es profesor emérito. Como crítico, su obra se ha centrado, además de en el ámbito de la poesía, en el de las áreas relacionadas con el feminismo y la cultura maorí. Algunos de sus libros de poesía más notables son Cuando el deseo sea libre y Cruzando el bar.

Fuente: La Jornada

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Letras del mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s