Los judíos en Marruecos

por Noaj Klinguer, Yediot Ajaronot


La permanente visita
de turistas israelíes de origen marroquí a Marruecos no cambiará un hecho casi consumado: los días de esplendor de los judíos marroquíes están llegando a su fin. La comunidad, una de las más brillantes de la historia del pueblo judío, tenía 350,000 habitantes en los años 50. Hoy no supera los 2,500.
La mayoría de los judíos marroquíes viven hoy en Casablanca mientras que en Rabat (la capital), Agadir y Fez viven tan sólo decenas en cada una de ellas. La dificultad en precisar la cantidad exacta de judíos surge del hecho que algunos viven en una ciudad y trabajan en otra. Por ejemplo un judío es presidente de la comunidad de Marrakesh (70 personas) pero la mayor parte del día está en Casablanca. Otro judío tiene negocios en Marruecos pero vive mucho tiempo en Mónaco.
Así es como el número de judíos disminuye año a año: muchos judíos van a estudiar a Francia e Israel y luego sus padres los siguen. Unos 120 a 130 judíos hace aliá por año desde Marruecos, lo que significa una cifra considerable en la kehilá disminuida. El otro factor es el decrecimiento vegetativo: un tercio de la comunidad son ancianos.
Entre jóvenes que se van y ancianos que se quedan por no poder irse, se encuentran los adultos que viven con cierta holgura económica. Si bien no son ricos pueden tener trabajadores con salarios bajos por la falta de leyes sociales en Marruecos. Éstos no quieren dejar Marruecos, comunidad con más de 2,000 años de vida, pero no son suficientes para garantizar continuidad.
Hay que pensar que tan sólo en Casablanca hay más de 30 sinagogas que responden a un modelo comunitario de una época de mayor esplendor cuando los judíos inundaban la ciudad, sólo que hoy la mayoría de esas sinagogas están cerradas, otras sólo tienen minian los sábados y sólo en tres hay apenas un minian diario. ¿Por qué esas sinagogas no cerraron definitivamente? Por el motivo “tradicional” de que nadie quiere perder o renunciar a “ser presidente de una institución”.
La comunidad tiene también cuatro clubes sociales en Casablanca. Uno de ellos hace dos años fue atacado por Al Queda pero ya está reconstruido. En sólo uno de ellos los judíos practican deportes. En los otros hay sólo juegos de naipes y participan judíos y musulmanes. Cada club tiene un comedor cosher. No hay restaurant cosher privado en la ciudad.
También las pocas escuelas judías del país luchan por subsistir. La organización filantrópica francesa Alliance tiene una primaria y dos secundarias, pero en el nivel primario el 50% del alumnado son musulmanes y en uno de los secundarios llegan al 60%. Sólo en uno de los seminarios se estudia en hebreo y por ello todos los chicos son judíos. En total en las tres escuelas hay 250 alumnos. Hay un centro-escuela de Jabad Lubavitch con jardín y primaria con aulas que tienen entre 5 y 8 alumnos. La extraña situación de muchas escuelas para pocos alumnos generó que Sarg Bordogo, presidente de todas las comunidades judías de Marruecos, propusiera la fusión de escuelas. Sin embargo, nadie quiere dejar su cargo y ha crecido la tensión entre los establecimientos. Por otro lado, Bordogo mismo se encuentra en el centro de un escándalo. Hace 30 años que es presidente de la entidad sin aparente sustento jurídico. Aún a pesar de que la kehilá se reduce, hay quienes encienden una llama de esperanza en especial por su actividad cultural y sionista. Se trata de Salomón Azulay, que cada año lleva a Polonia a la Marcha por la Vida a 50 jóvenes marroquíes. Azulay vive en Israel pero desde hace años organiza la Marcha por la Vida. Si bien él mismo hospeda en su casa de Marruecos a no pocos turistas israelíes, no es muy optimista respecto al futuro.
“En poco tiempo no habrá comunidad judía en Marruecos”. Los hechos le dan la razón.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antropología, Cultura, Diversidad cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s