El valor de la etnografía, ayer y hoy

por Melvin Ember

La etnografía, la descripción de culturas, proporciona un expediente de la variedad y de los logros humanos que no tiene ningún parangón. ¿Cómo podríamos saber lo que los seres humanos son capaces de hacer, o cómo pueden variar sus costumbres, si no tuviéramos el registro etnográfico? Ese registro revela una gama enorme de comportamientos habituales, de la poligamia a la monogamia, de la independencia política de las aldeas a la complejidad de ciudades y de estados, de la hechicería y la brujería a los sacerdotes y los dioses, que pueden incluir o no un “Ser supremo.” Algunas culturas sólo tienen dioses más o menos iguales, desprovistos de los poderes que la gente suele invocar para pedirles ayuda. Los más viejos materiales etnográficos datan de épocas anteriores a la sustancial influencia de sociedades coloniales en expansión, a la influencia de los misioneros y a la globalización del comercio internacional. Sin la más vieja etnografía no sabríamos sobre religiones nativas, la guerra y el proceso de paz antes de la pacificación por autoridades coloniales, los sistemas económicos antes de la introducción del dinero, así como creencias y tratamientos de las enfermedades antes de la introducción de las clínicas médicas. Y, si no tuviéramos la vieja etnografía, no podríamos entender los matices de los cambios en la cultura. No todas las culturas absorben nuevas ideas de buena gana; a menudo conservan partes de lo viejo mientras adoptan lo nuevo.

La etnografía es más histórica que la historia. Estudia toda clase de culturas, no únicamente las que han dejado documentos. Muchas culturas que no tuvieron escritura se describen en el registro etnográfico. Sólo porque tenemos la etnografía sobre todos los tipos de culturas podemos saber que los seres humanos no tienen que tener necesariamente cosas tales como la guerra y la dictadura. Algunas culturas no tienen guerra, y la antropología ha estudiado el porqué. Algunas culturas son democráticas, pero desafortunadamente no todas y ni siquiera la mayoría de ellas. Todavía no sabemos con seguridad por qué la democracia se desarrolla ni por qué puede sucumbir.

La etnografía, vieja y nueva, es una herramienta crucial en nuestra investigación porque solamente la etnografía puede decirnos qué significa ser humano, en toda nuestra amplia variedad. Debido a que describe tantas clases de culturas, el expediente etnográfico proporciona las informaciones en bruto para las hipótesis de prueba sobre por qué algunas culturas tienen algo, mientras que otras no lo tienen. Solamente las pruebas estadísticas interculturales pueden decirnos que las condiciones X e Y tienden a predecir cierta característica o variable cultural. La colección de Human Relations Area Files de etnografía fue inventada [por George Murdock] hace 70 años para facilitar comparaciones y pruebas interculturales. ¡Y ahora, con las culturas del mundo del eHRAF [portal en Internet], es posible comparar culturas y las variables de la medida para ellas, en minutos! El usuario no tiene que salir de su sitio u oficina (asumiendo por supuesto que su institución es un miembro de HRAF).

Desde sus inicios la etnografía ha estado inscrita en una carrera contra tiempo. Hasta hace 600-700 años, el número total de culturas humanas continuaba aumentando. Desde entonces, el número y la diversidad de las culturas del mundo han estado disminuyendo, pues la expansión de las sociedades tecnológicas avanzadas ha llevado una cultura tras otra a la extinción. No ayudó que muchas sociedades, particularmente aquellas en el Nuevo Mundo y en el lejano Pacífico, no tuvieran inmunidad a muchas de las enfermedades llevadas por los europeos mientras colonizaban el globo. La cultura que la etnografía no ha podido observar hoy puede desaparecer sin dejar rastro mañana.

Desde luego que no todas las culturas se cubren en eHRAF Culturas del Mundo. Pero muchas más serán cubiertas mientras procesamos los materiales etnográficos que pueden sin embargo estar solamente disponibles en la vieja colección de microfichas, y mientras incluimos más recientes materiales etnográficos en la base de datos. Si la membresía en el consorcio de HRAF continúa aumentando al actual ritmo, podemos esperar que las culturas del mundo del eHRAF cubran más de 400 culturas, pasadas y presentes, en los próximos años. Muchas de ellas son viejas culturas, no observables por los investigadores de campo hoy en día. Pero así debe ser. ¿Cómo podríamos representar la gama entera de variación cultural si no incluimos viejas culturas? Estudiamos las culturas menos tecnológicas, pasadas y presentes, porque si hemos de descubrir los principios y leyes que explican la conducta humana y cómo ésta puede variar, todas las culturas pasadas y presentes son igualmente importantes. Como el antropólogo francés Claude Lévi-Strauss escribió en el New York Times en 1972: “Los millares de sociedades que existen hoy, o que existieron alguna vez sobre la superficie de la tierra, constituyen otros tantos experimentos, los únicos de los que podemos hacer uso para formular y para probar nuestras hipótesis, puesto que no podemos construirlas o repetirlas muy bien en el laboratorio como lo hacen los científicos físicos y naturales. Estos experimentos, representados por las sociedades distintas a la nuestra, descritos y analizados por los antropólogos, proporcionan una de las maneras más seguras de entender qué sucede en la mente humana y cómo funciona. Eso es para lo que la antropología es buena de la manera más general y lo que podemos esperar de ella en el largo plazo.”

Fuente: HRAF News/ Traducción de Mariano Flores Castro

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antropología, Cultura, Diversidad cultural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s