Tesoros del Museo Gregoriano Etrusco

museo-etrusco-leonesEl museo fue fundado por el Papa Gregorio XVI en 1837 y reúne preferentemente objetos que a partir de 1828 fueron hallados en las excavaciones de las antiguas ciudades de la Etruria meridional (actualmente Lacio septentrional), y en aquel entonces incluidas en el Estado Pontificio. Tras la desaparición de dicho Estado, en 1870 cesan las competencias territoriales del museo, que ya no se verá enriquecido con materiales procedentes de excavaciones, sino exclusivamente con esporádicas adquisiciones de colecciones arqueológicas, todas ellas ya existentes y de extraordinaria importancia: la adquisición de la Falcioni (1898), las donaciones de Benedetto Guglielmi en 1935 y de Mario Astarita en 1967 y la adquisición de la de Giacinto Guglielmi en 1987. En el museo se encuentran presentes materiales de los períodos comprendidos entre el siglo IX y el I a.C., desde la edad de hierro hasta la progresiva y definitiva fusión de las ciudades etruscas en la estructura del Estado romano. La milenaria historia del pueblo etrusco está representada por cerámicas, bronces, platas y oros que documentan una floreciente artesanía y una peculiar civilización artística. Parte integrante del museo es una gran colección de vasos griegos, aunque fueron hallados en las necrópolis etruscas, y de vasos italiotas (realizados en las ciudades helenizadas de Italia meridional), que permite recorrer la historia de la pintura antigua a través de célebres producciones de alfareros y ceramógrafos. Anexa al museo etrusco se halla una sección dedicada a las antigüedades romanas (Antiquarium Romanum), procedentes de Roma y Lacio, con bronces, cristales, terracotas arquitectónicas y cerámica de uso común. El museo se encuentra hospedado dentro del Palacete de Inocencio VIII (1484-1492) y del anexo edificio de la época de Pío IV (1559-1565), donde se pueden admirar partes importantes de la decoración original, entre las cuales se destacan los frescos de Federico Barocci y Federico Zuccari (1563) y de Santi di Tito y Niccolò Circignani delle Pomarance (1564).

FUENTE: http://mv.vatican.va

En el fondo interior de esta kylix atribuida al Pintor de Edipo, se representa el famoso episodio de Edipo vestido de viandante que, en la ciudad de Tebas, escucha el enigma propuesto por la Esfinge. En la parte exterior, una farsa satírica.

museo-etrusco-hidria-atica

Este vaso, destinado por su forma peculiar a contener y transportar agua, está pintado con la técnica de figuras negras y se atribuye al Grupo de Leagros. En el hombro están representadas escenas de gimnasio. Sobre el cuerpo, se hallan dos jinetes con traje tesálico con pétasos (sombrero de viaje de ala ancha) y dos lanzas en la mano. Las inscripciones indican los nombres de los caballos: Thrasos (Valor) y Areté (Virtud), y dos nombres de muchachos, Olympiodoros y Leagros, ambos alabados como kalos (bello).

museo-etrusco-adonis

Este famoso monumento fue hallado en 1834 durante las investigaciones realizadas por los hermanos Campanari. En él se encuentra representado el mítico joven cazador que yace en el lecho, herido de muerte. La escena patética está realizada con esmero, sea porque proporcione una cierta relación con las últimas vicisitudes del difunto, sea porque el tema fuese uno de los preferidos relacionados con el mito griego que, desde el s. IV en adelante, pueblan la visión etrusca del más allá.

museo-etrusco-urna-cineraria

En la tapa se halla representada una pareja de cónyuges recostada en una kline mientras participan en un banquete, esculpida en bulto redondo. En la caja se describe en bajorrelieve, la muerte de Enómao por parte de Pélope. La urna ha sido atribuida al “Maestro de Enómao”, figura convencional relacionada principalmente con el territorio de Volterra.

museo-etrusco-estatua-virilmuseo-etrusco-estatua-viril1

Este gran fragmento de estatua de tamaño monumental, ligeramente superior al original, es uno de los pocos ejemplos de estatuaria broncínea aún fechables al s. I a.C. El bronce, cavo en su interior, realizado con la técnica de la cera perdida indirecta, representa un retrato viril idealizado según los cánones del tipo heroico, visto el dorso desnudo cubierto sólo por un manto que cae sobre el hombro y el brazo izquierdo. El cuello robusto y fuertemente alargado, probablemente formaba parte de un recurso de corrección óptica, dirigida a una visión desde abajo de la estatua, posiblemente colocada en un principio encima de otra base. El efecto verista de la estatua se hallaba originalmente acentuado mediante inserciones de materias múltiples que reproducían fielmente los bulbos oculares. El bronce patinado simulaba perfectamente el encarnado de un hombre, mientras que las inserciones de lámina de cobre, proporcionaban el color rojizo de labios y aréolas mamarias.

museo-etrusco-caballoMuseo Gregoriano Etrusco
Acroterio con caballo alado Cerveteri.
Primeras décadas del s. V a.C.
Terracota polícroma.

museo-etrusco-manos

Las manos decoradas con pequeñas tachuelas de oro y larguísimos dedos, han sido obtenidas de una sola lámina de bronce, cerrada en las muñecas y ligeramente doblada en los bordes. Las posibles similitudes indican a Vulci como lugar de proveniencia y producción, y aproximan conceptualmente estas manos a las máscaras de bronce laminado de algunos canopes de Chiusi y, en general, a los primeros experimentos de representación de la figura humana en la producción etrusca de bronces.

museo-etrusco-marte

Es una de las rarísimas reliquias de la estatuaria antigua itálica hallada en nuestros días. Representa a un guerrero vestido con coraza y, en un principio con un yelmo, que se prepara a dedicar una libación antes de la batalla, vertiendo el líquido contenido en una forma peculiar de taza (patera) que sujeta con la mano derecha alargada, mientras que con la izquierda se apoya en una lanza de hierro (la patera y restos de la lanza, que no se ven en la foto, se hallan en la vitrina). La estatua, que denota influencias del arte griego a partir de mediados del s. V a.C., fue encontrada en Todi sepultada entre lastras de travertino.

museo-etrusco-sarc

Fue hallado en una tumba de cámara originalmente con las paredes decoradas con pinturas, llamada de los Sarcófagos, debido a la presencia de otros tres ejemplares en la misma piedra. En la tapa, decorada a los extremos con acroteras como el tejado de un edificio, yace el difunto adornado de joyas; cerca de la cabeza se halla representado un liber linteus plegado, o sea, un libro escrito en un paño de lino. En el frontis del ataúd y a un lado está esculpido en bajorrelieve, avivado mediante policromía, un cortejo fúnebre con músicos y sacerdote con lituo (bastón curvado a modo de báculo pastoral).

Museo Gregoriano Etrusco
Sarcófago de relieve polícromo
Cerveteri, Necrópolis de la Banditaccia.
Mediados del s. IV a.C.
Mármol “del Circeo”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s