La Casa de España en México

reyesAbrir el recinto fue “el punto culminante de una cadena fundacional” de instituciones culturales. La Casa de España en México fue, en sí misma, “un proyecto de una originalidad y de una capacidad creativa” sin parangón en el mundo: con mínimos recursos, apoyados en los círculos y redes construidos por sus respectivos trabajo y prestigio, Alfonso Reyes, su presidente fundador, y Daniel Cosío Villegas, su promotor, “lograron algo que ningún otro país pudo hacer: atraer y dar espacio a intelectuales, artistas y científicos con proyección internacional para enriquecer al país”.
Este es uno de los aspectos que más sorprenden y emocionan a la investigadora Clara E. Lida, especializada en movimientos sociales españoles y su relación con países de América, autora de varios títulos al respecto y coautora del libro La Casa de España y El Colegio de México, memoria 1938-2000.
La apertura de la Casa de España, explica, “es el punto culminante de una cadena fundacional” de instituciones que conforman el eje de un proyecto cultural y educativo para el país: “En 1934 ya se ha creado el Fondo de Cultura Económica; entre 1934 y 1938 se fundan los institutos nacionales del Politécnico, de Bellas Artes, de Antropología e Historia. La Casa de España se inserta dentro de un proyecto cultural que Lázaro Cárdenas impulsó con gran fuerza”.
Desde los años 10 y 20 del siglo pasado, España había empezado a tener un desarrollo notorio en los ámbitos científico y cultural. En ese contexto de auge se habían formado los científicos, artistas e intelectuales exiliados en México: “Por méritos propios, algunos habían sido rectores de universidades”.
Llegaron fisiólogos, astrónomos, historiadores, pintores, músicos, matemáticos, escritores, siquiatras que habían tenido una influencia fundamental en el desarrollo de la siquiatría dentro y fuera de España; físicos que habían trabajado con Einstein: “Todos eran verdaderamente de un nivel que México tenía pero en muy escaso número y que al insertarse en la vida intelectual mexicana ayudan a dar un salto cualitativo en el desarrollo de la investigación en México”. De acuerdo con Clara E. Lida, el asilo a los españoles es “la práctica de una solidaridad internacional inédita en la época, solidaridad que mana de un país recién salido de la Revolución, que apenas estaba restableciendo las bases sociales, políticas, materiales de su desarrollo; un país todavía pobre que aun en medio de sus carencias y dificultades se manifiesta profundamente solidario con un gobierno democrático y popular como fue la Segunda República Española”. Pocos países se manifestaron tan solidarios: “La Unión Soviética da apoyo a integrantes del Partido Comunista y a niños, que llegan en total a 5 mil; Francia, lo hace de facto con la oleada humana que cruzaba los Pirineos para huir del franquismo”, dice Lida. México “recibe a cerca de 20 mil adultos que se instalan en este país y lo hacen su hogar. Tal vez en el mundo de hoy, de exilios continuos, de guerras, dictaduras y éxodos bárbaros, podemos entender el asilo a los españoles como un precedente de todo lo que va a venir en lo largo del siglo XX y comienzo del XXI”.
Es una paradoja, admite la académica, “que de la tragedia pueda emanar algo tan positivo como fue esa especie de integración de cultura de dos mundos distintos. Paradoja, pero al mismo tiempo fue de una gran inteligencia traer y captar lo mejor de la España republicana, y no sólo intelectuales, también recibió técnicos, obreros especializados, porque los más preparados eran los más opuestos a un régimen autoritario y retrógrado”.
De modo que “lo que subrayo es la inteligencia de Lázaro Cárdenas para entender que esto era una inversión en capital humano; la inteligencia de Reyes y Cosío para atraer a sus colegas del otro lado del mundo; la intelilgencia de la población más abierta y mejor informada de México para entender que llegaban hombres y mujeres altamente capacitados que colaborarían en el desarrollo del país. Entonces fue inteligencia y solidaridad o solidaridad inteligente”.
Por eso, concluye la entrevistada, el asilo “no fue caridad, cada peso que se invirtió en estos hombres y mujeres” fue retribuido con creces al país.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Cultura, Letras del mundo

3 Respuestas a “La Casa de España en México

  1. María del Carmen

    Estimados Sres.:

    Estoy tratando de encontrar a mi hermano. Se llama Luis López Escudero.
    Lo último que sé de él es que estaba en Guadalajara, pero no estoy segura.

    Mi hermano es un hombre de 43 años, desequilibrado, con un sindrome
    bipolar sin diagnosticar porque nunca quiso ser tratado, pero con un
    comportamiento muy variable e inmaduro, pero nunca violento.
    Es un hombre culto y preparado, que ha perdido el rumbo por diverson
    engaños consecutivos.

    Salió de España hace 8 meses con la promesa de unos empresarios
    mexicanos de la ciudad de Jaslisco de un contrato para la exportación
    de algún producto mexicano, y su introducción en Europa a través de
    España, pero todo fué un fraude, que unido a su irresponsabilidad,
    hicieron que entre hablar
    con unos y otros y en sus ansias de una vida fácil, se haya quedado sin
    dinero y sin fuerzas.

    Ahora no sabemos si está durmiendo en la calle o qué come,
    Entiendan ustedes mi impotencia, pues cuando hablo por teléfono con él la
    conversación no avanza y sólo se centra en que le mandemos un dinero
    que no tenemos para comprar un billete de avión, cuando ni sabemos si
    tiene actualizada su visa o no.

    Él dice que no le es posible actualizar la visa, pero desconocemos el motivo.

    Sé que todo esto a ustedes les debe sonar a “¿y a mí qué me cuenta?”.
    Pues se lo digo a usted, porque son los únicos que
    quizás, puedan ayudarme, informándome de qué trámites tiene que hacer
    mi hermano, para renovar su Visa caducada, cuánto cuesta hacerse una
    nueva, y cuál sería la multa que debería pagar.

    Todo esto que le parece muy fácil a cualquiera, a él en su estado de
    depresión, conmoción, desasosiego e inquietud, se le parece un muro
    infranqueable, ya que nos ha escrito diciendo “que ya no tenía más
    fuerzas”, “que estaba en la situacvión peor que nos podíamos
    imaginar”, y “que ha adelgazado unos 15 kilos”, por lo que pensamos en lo peor.

    Comprenderán ustedes mi inquietud, y es por ésto que me atrevo a
    acudir a ustedes con mi demanda de información y ayuda urgente.

    Les doy los teléfonos en los que nos poníamos en contacto con él,
    aunque no sé si estarán aún operativos: 005213334587849 o este otro
    13333346477.

    Espero una respuesta suya a la mayor brevedad posible, ya que el asunto
    no puede dilatarse más en el tiempo.

    Les saluda atentamente.

    María del Carmen López

    En Madrid, a 2 de agosto de 2010

  2. Elias Ricardo Moreno

    Estimados Señores:

    Soy Nieto de Arsenio Fernandez Moreno, refugiado español a causa de la guerra civil española, sin embargo no tengo ningun documento de mi abuelo, solamente de mi padre Arsenio Fernandez Iglesias, mi abuela despues le cambio el nombre a mi Padre por razones de persecuciones, me entere de la Ley de memoria Historica, la cual concede el Gobierno Español a Hijos y Nietos de exiliados y refugiados Españoles, pero al no tener mas inofrmacion de mi abuelo, queria saber si entre sus archivos existe algun dato o documento para poder solicitar al Gobirno Español una certificacion de Nacimiento de mi Abuelo.

    Respetuosamente

    Elias Ricardo Moreno P.

  3. Arq. Olga Aurora Méndez Hernández

    En Ciudad Victoria Capital de Tamaulipas México, he iniciado con la participación de la sociedad civil un programa mensual denominado Tertulias Intercontinentales en el Nuevo Santander, siendo España y su cultura el tema dedicado a las primeras tertulias de este 2012. imágenes etc. Por lo que mucho agradeceremos su apoyo para difundir en estos eventos aspectos actuales sobre cultura,turismo ,noticias interesantes ,videos,etc. de España para enriquecer nuestro programa que además de invitar a los ciudadanos locales acercamos a los extranjeros que habitan en nuestra ciudad capital y esta iniciativa de difusión es una manera de agradecer lo que España aporta a los mexicanos con su oferta de capacitación de exelencia profesional pues soy exbecaria de la Fundación Carolina en el area de Patrimonio Cultural.
    Atentamente:

    Olga Aurora Méndez Hernández

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s