Museología, soporte teórico a la investigación del museo

por Federico García Serrano

Del afán por racionalizar los métodos de presentación y conservación de las obras artísticas, nacen los primeros tratados sobre la materia, como la Museographia de Gaspar F. Nieckel (1727) o el proyecto de D’Angivilier sobre la presentación de obras reales en la Gran Galería del Louvre.
Durante el siglo XIX, paralelamente al desarrollo de los museos públicos por toda Europa, se sientan las bases para la investigación teórica sobre el museo. En la Alemania de Goethe, quien ya expuso sus ideas sobre la función de los objetos en los museos, se dan los primeros intentos de establecer los principios de la museología, considerada como disciplina científica para estudiar la teoría y el funcionamiento de los museos, definida como “ciencia de la organización, conservación y presentación de los objetos en los museos”1. Willhelm von Bode, director del Museo de Berlín, que inaugura el Kaiser Friedrich Museum en 1903, da un impulso decisivo a estas investigaciones. En Munich y Berlín se inician las obras de construcción de una serie de museos destinados a integrarse en un plan general urbanístico, desarrollando conceptos museológicos que en pocos años son objeto de crítica por los teóricos del arte, considerándolas “asilo lúgubre, hospital de inválidos, prisión del arte, cementerio de belleza” 2.
A finales del siglo XIX y principios del XX se acentúa el carácter técnico de estos estudios, coincidiendo con la creación de los primeros grandes museos americanos.
Los primeros intentos de una coordinación internacional de las investigaciones y los métodos fue realizada al termino de la Primera Guerra Mundial por la Oficina Internacional de Museos, organismo creado por el instituto de Cooperación Intelectual de la Sociedad de las Naciones, que realiza la primera publicación especializada en temas museológicos: la revista “Mouseion” que se edita en francés.
Después de la Segunda Guerra Mundial se fundó el ICOM, Comité Internacional de Museos, que fue creado en la UNESCO en 1946, reuniéndose por primera vez y redactando sus Estatutos en 1947. Su órgano de difusión, la revista Museum, se convirtió en el aglutinante de los estudios internacionales sobre los problemas de administración, conservación, gestión, inventariado, c1asificación, distribución, seguridad, prevención y restauración de los objetos en los museos.
Desde su conformación como disciplina científica, como ciencia aplicada, la museología ha definido sus tres funciones básicas:

a) Su misión estética. Encaminada a la formación del gusto.
b) Su misión científica. Orientada al desarrollo de la investigación.
c) Su misión pedagógica. Estableciendo como uno de sus objetivos fundamentales la divulgación del arte.

El ICOM definió la museología como ciencia del museo que estudia su historia, su papel en la sociedad, los sistemas de organización, conservación y exhibición de las obras, las relaciones entre el medio físico y las obras. Junto a ella, la museografía se ocupa de los aspectos técnicos, tales como instalaciones, arquitecturas, aspectos ambientales, administrativos, etc.
Entre sus objetivos pueden destacarse: planificar las actividades de los museos, establecer métodos y criterios para la ordenación de los fondos, clasificar los museos según sus tipologías para definir problemas específicos de cada uno de ellos, sistematizar las directrices de la investigación, y, en definitiva, dar un carácter de ciencia social al estudio de la disciplina. En síntesis, el objeto de la museología no es otro que el análisis de las relaciones entre el hombre y los objetos que se guardan y exhiben en los museos.
El desarrollo de los estudios teóricos sobre los problemas de los museos ha conducido a la formulación histórica de sus propias utopías. Podríamos concretar éstas en unas ideas comunes:

a) El ideal de un museo “de todos para todos”; que garantice el acceso colectivo a los bienes culturales.
b) El ideal de “cooperación nacional e internacional entre los diferentes museos”, de tal modo que se haga posible la “universalidad” cultural que se enriquece con la conservacion y los bienes propios y específicos de cada cultura. Unida al ideal de “descentralización” de la estructura museística y de “cooperación articulada” entre las diferentes instituciones.
c) El ideal de “autofinanciación” de los museos, para hacerlos independientes y autónomos. Una nueva concepción de la propiedad museística como bien colectivo.
d) El ideal de “proyección pedagógica”; de tal forma que un museo sea algo más que un depósito de bienes culturales, inscribiéndose en la dinámica de divulgación y formación cultural de la sociedad y de los ciudadanos. Dentro de esta proyección pedagógica hay que considerar el fomento y desarrollo de la “creatividad artística”; pues es ésta uno de los motores culturales que garantiza el enriquecimiento de la actividad artística.
Por último, cabe preguntarse sobre la actividad de los museos en el marco de la sociedad del ocio y los “mass-media”, así como las expectativas que se abren con la aplicación de las nuevas tecnologías a los problemas y las tareas específicas desarrolladas por los museos.
Podríamos considerar en este sentido que el cambio de mentalidad y de concepto que se está operando socialmente en relación con los museos está relacionado con la renovación que sufren otras instituciones.
a) En primer lugar, los cambios introducidos en el propio concepto de cultura. His-tóricamente la cultura ha dejado de ser privilegio de unos pocos, se ha diversificado y desacralizado, considerándose como un bien social común de libre derecho y una conquista de la civilización del ocio. Además, la denominada cultura de masas ha multiplicado los horizontes y los productos de la actividad cultural, generando, además de una revolución conceptual, una extraordinaria diversificación y multiplicación de los bienes culturales museificables. En otras palabras, si la nueva civilización ha creado una amplia y generalizada conciencia social de la necesidad de conservar y revitalizar los testimonios culturales, y si se ha multiplicado la producción cultural y, por tanto, el numero de objetos “a conservar’: la consecuencia clara es que cada día harán falta más museos, dotados de más medios y con un planteamiento mucho más tecnificado y racionalizado.
b) En segundo lugar, las instituciones culturales sienten la necesidad de renovarse y adaptarse a los nuevos requerimientos de la sociedad actual. Históricamente, todavía hoy gozamos de instituciones culturales que deben su concepción, en gran parte, a ideales heredados del Renacimiento y de la Ilustración. Las academias, las bibliotecas y las universidades, como los museos, responden a esta herencia cultural. Pero hoy tienden a implantarse instituciones que se inscriben en una nueva dinámica cultural: los centros de documentación, las casas de cultura, los medios de comunicación considerados como industrias culturales, la implantación a gran escala del marketing y las técnicas asociadas a él, la cooperación internacional en el terreno cultural definiendo frentes, acciones y políticas culturales comunes, han propiciado una cierta crisis de las viejas instituciones, evidenciando la necesidad de acometer una urgente renovación (que ha puesto de moda la palabra “reciclaje”). La cuestión es que no sólo un ciclo está agotado, sino que cada vez los ciclos culturales son más cortos, hasta tal punto que la dinámica cultural tiende a romper el concepto de ciclo (históricamente definido a través de estilos, modas, etc.) para desembocar en una renovación continua que debe abrir nuestras expectativas.

Fuente: revista Macay/www.museoimaginado.com/MUSEOLOGIA.htm

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Arte, Cultura, Museología, Museos del mundo, Patrimonio

Una respuesta a “Museología, soporte teórico a la investigación del museo

  1. Pingback: Museología, soporte teórico a la investigación del museo (via Correo de las Culturas del Mundo) | Correo de las Culturas del Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s