Devuelven a Perú 412 piezas precolombinas

kipu.jpg

Estados Unidos ha entregado al gobierno peruano 412 piezas precolombinas, incluida una vasija de cerámica de 3,500 años, que fueron sacadas ilegalmente del país andino y decomisadas en el sur de Florida. Se trata de una de las mayores recuperaciones de piezas arqueológicas peruanas llevadas de contrabando a ese país, tras dos meses de investigaciones efectuadas por la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y el alguacil del condado de Broward, al norte de Miami.

Las piezas recuperadas provienen de las culturas Mochica, Chimú, Chancay y Cuspinique y datan de 1.500 años antes de Cristo. Jorge Román, cónsul general de Perú en Miami, ha explicado que las autoridades estadounidenses se incautaron en septiembre del 2005 de un lote de piezas, entre las que había artefactos de Colombia, Ecuador y México, además de las peruanas.

Entre las piezas peruanas hay fardos funerarios que “probablemente provienen de varios saqueos a tumbas”, un poncho de plumas típico de la zona de Paracas, máscaras de metal, tejidos, una muñeca de tela, una cesta con implementos para tejer y una figura masculina que se estima tiene 1.800 años de la cultura Chancay.

Otro de los artefactos es un kipus elaborado con cuerdas de algodón y lana en nudos. Los kipus constituían un sistema de contabilidad utilizado por los incas y cada uno de los nudos que contenía podía significar la cantidad de ganado que poseían o el registro de las cosechas, de la población y de productos, ha explicado Román.

Julie Myers, subsecretaria de ICE, ha entregado los objetos a Román en un acto en la Universidad Internacional de Florida (FIU), y ha destacado que las piezas son exponentes de “una nación rica en patrimonio cultural”.

Las autoridades descubrieron las piezas en varios sitios del sur de Florida y arrestaron al italiano Ugo Bagnato, de 66 años, después de recibir información de manera anónima de que una persona estaba ofreciendo en venta esos bienes. Un agente encubierto del ICE adquirió un huaco (pieza de cerámica precolombina) que fue analizada por expertos de la FIU y del museo Smithsonian en Washington D.C. Cuando la pieza fue autentificada, solicitaron más a Bagnato y en su residencia hallaron dos lotes de piezas. El acusado pretendió que se trataba de una importación legal y presentó documentación falsa tratando de justificar el origen de las piezas, argumentando que pertenecían a una colección privada. Bagnato se declaró culpable de recibir y vender objetos robados y estuvo 17 meses en una prisión federal. Actualmente se encuentra en un centro de detención del ICE, en Luisiana, esperando ser deportado a Italia.

Fuente: EFE Miami. 14/06/2007

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Patrimonio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s